MÉTODOS ABORTIVOS


El aborto es la interrupción del embarazo antes de las 24 semanas de gestación pudiendo ser espontáneo, natural o provocado.
El aborto considerado desde el punto de vista médico corresponde con los dos primeros trimestres iniciales, sin embargo; para efectos legales o con malformaciones congénitas el tiempo puede ser presindible.
Existen diferentes tipos de aborto según el método que se emplee para llevarlo a cabo, a continuación entraremos en detalle al respecto.

Aborto Quirúrjico

Como su nombre lo indica éste requiere una intervención quirúrjica donde la técnica puede variar según el tiempo de gestación,asi pues dividimos el periodo gestación en hasta 12 semanas, y a partir de 12 semanas de gestación.
Hasta 12 semanas de gestación:
Se emplea la técnica de legrado por aspiración en la cual luego del aseo genital se busca dilatar el cuello del útero, para vacíar el contenido uterino mediante aspiración realizando a continuación un legrado o raspado de la cavidad.
Se puede utilizar anestesia general o local, en función del deseo de la paciente, siempre que no exista una indicación médica que lo contraindique. La anestesia general se administra a través de una vía canalizada en una vena del brazo. La anestesia local se aplica en ciertas zonas de la vagina. En la anestesia general la paciente se encontrará dormida durante toda la intervención, en la anestesia local la paciente tendrá las molestias típicas de una menstruación. La duración de la intervención, en ambos casos, es de 7-15 minutos aproximadamente.
El tiempo en observación es alrededor de 1 hora.
Después de 12 semanas de gestación:
Se realiza bajo anestesia general indudablemente, en este caso al igual que en el anterior ser requier la dilatación y ablandamiento del cuello uterino y de igual manera el producto es aspirado, seguido del legrado que se le practica a la paciente. Deberán permanecer en observación de 4-6 horas.
A partir de las 19 semanas de gestación se emplea la técnica de inducción, consistente en una preparación cervical previa y la posterior provocación de contracciones uterinas hasta obtener la expulsión fetal, realizando a continuación un legrado de limpieza. Precisa ingreso en el centro durante 24 horas, estando durante todo el proceso bajo control médico.
legrado.jpg
Método quirúrjico de aspirado y legrado





Aborto Farmacológico
El aborto medicamentoso, es la interrupción de un embarazo temprano utilizando medicamentos. Estos medicamentos se administran siguiendo regímenes de tratamiento ya establecidos. El aborto medicamentoso es un tratamiento sencialmente ambulatorio y se indica para interrumpir embarazos menores 7 ó 9 semanas de amenorrea.
El aborto medicamentoso resulta ser, en la gran mayoría de casos, completo, es decir, no se necesitará realizar limpieza de cavidad uterina. Este método de inducir abortos, contrasta con los procedimientos mecánicos, como la aspiración o el legrado, porque en esos casos es necesario evacuar el contenido del útero utilizando instrumentos.
Los medicamentos para la interrupción de embarazos tempranos, como tratamiento ambulatorio, se utilizan, generalmente,
antes de las 9 semanas de gestación. El aborto inducido de esta manera es, en la gran mayoría de casos, completo y no se requiere de limpieza de cavidad uterina.

El régimen terapéutico recomendado para el aborto farmacológico es 200 mg de mifepristona por vía oral, seguidos a las 36–48 horas por una prostaglandina, sea 0,8 mg de misoprostol o 1 mg de gemeprost por vía vaginal.
Esa combinación produce un aborto completo en más del 96% de los casos; la tasa de continuación del embarazo es
inferior al 1% en los embarazos de menos de 63 días.
También puede administrarse misoprostol por vía oral en dosis de 0,4 mg, pero debido a la mayor tasa de fracaso, se recomienda que el uso de misoprostol por vía oral en esta dosis se limite a los embarazos de muy corta duración, es decir, de menos de 50 días.
Tanto la mifepristona como las prostaglandinas, administradas por sí solas, pueden inducir el aborto; sin embargo, o tienen una eficacia reducida o presentan una elevada tasa de efectos secundarios. Combinadas, actúan de forma sinérgica. El reto, pues, es encontrar un régimen terapéutico que, combinando las dosis más bajas de ambos fármacos, sea muy
eficaz y tenga escasos efectos secundarios
Debido al procedimiento el dolor en la paciente es inevitable tanto por la interrupción del embarazo como por el efecto secundario de la prostralandina. Es especialmente probable en las primeras horas que siguen a la administración de la prostaglandina, cuando la placenta está siendo expulsado del útero. La percepción del dolor y la necesidad de alivio del dolor varían en gran medida de una persona a otra y de una cultura a otra. En cualquier caso, los proveedores de
atención sanitaria deben hacer que todas las mujeres que lo soliciten durante un aborto farmacológico tengan a su disposición un analgésico adecuado. Entre los preparados que se utilizan comúnmente se encuentran los siguientes: paracetamol 500–1000 mg o antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno 200 mg. Si el dolor es intenso, puede
añadirse codeína (30–40 mg) a cualquiera de los tratamientos antes indicados.





Ru_486.jpg



Aborto espontáneo o natural

El aborto espontáneo o aborto natural es la pérdida de un embrión o feto por causas no provocadas intencionalmente. Se distingue pues del aborto inducido. El término sólo se aplica estrictamente cuando dicha pérdida se produce antes de la semana 20 del embarazo , denominándose a partir de ese momento parto prematuro. El aborto espontáneo puede ser retenido, cuando no se elimina nada, incompleto, cuando no se eliminan todos los productos de la gestación, o completo cuando todo es eliminado por completo
La causa más frecuente es la muerte fetal por anomalías congénitas del feto, frecuentemente genéticas en especial las trisomías autosómicas (no sexuales) En otros casos se debe a anormalidades del tracto reproductivo, o a enfermedades sistémicas de la madre (diabetes, nefritis, traumatismos graves), o enfermedades infecciosas (Enfermedad de Chagas, toxoplasmosis, brucelosis, sífilis listeriosis, hepátitis B, sida, citomegalovirus, rubéola).
Entre los factores de riesgo estan la edad avanzada de la madre, asi como también enfermedades sistémicas o eventos previos de aborto.
Los síntomas — es decir, signos percibidos por el propio paciente — más frecuentes son el dolor abdominal de tipo cólico en la región lumbar, la hemorragia vaginal acompañada o no de dolores cólicos abdominales o la emisión de materia sólida tisular o de coágulos por la vagina. Por otra parte algunos de estos signos son frecuentes durante los primeros meses de la gestación sin que tengan que ir necesariamente seguidos de aborto.




17197.jpg

Hierbas Abortivas:


Son aquellas plantas que por la composición de sus principios activos interrumpen y ponen fín a un embarazo.

  • La ruda (ruta graveolens L.): plantas muy conocida popularmente. Quien la ve por primera vez y sobretodo la huele, difícilmente puede olvidarla. Es curioso que a pesar de ser planta muy abortiva, se escriba cosa sobre ella como “Si la mujer conociese las virtudes de la ruda, iría a buscarla a la luna”. La ruda era utilizada por los romanos en maceración con el vino porque se sostenía que poseía la gran virtud de afirmar y centrar la voluntad, haciendo que la persona que bebía vino macerado en ruda en exceso no era tumado tan fácilmente. Una observación muy importante: si recoges ruda, ten mucho cuidado cuando ésta se encuentra en la época de floración, ya que provoca alergias muy fuertes en la piel.

Sabina (Juniperus sabina L.): Este precioso árbol, que tan despacio crece, pero que sin embargo, produce una maderqa dura y muy olorososa, cuyo aroma recuerda al cedro, es una de las especies que medicinalmente el Dioscórides renovado recomienda ignorarla. Sus propiedades abortivas he podido constatarlas, incluso en mujeres que han estado durante el embarazo inhalando madera de sabina quemada en sus chimeneas. Su propiedades como abortiva son atribuidas a la intensa acción contracturante del úteroque ejerce . Sin embargo en dosis débiles la menstruación se hace más frecuente con gran actividad diurética.


Algodonero (Gossypium herbaceum L):Planta muy conocida por sus extensos cultivos en muchos países de clima cálido y que sin embargo esconde ciertos principios activos, sobre todo en las cortezas de las raíces jóvenes. Destacamos los siguientes comentarios de gran interés: La corteza de raíz joven: emenagoga, inductora del parto, abortiva en dosis elevadas, antihemorrágica, antiinflamatoria de la pelvis. Algodón hidrófilo: supuraciones, antihemorrágica, traumatismos. Semillas: pectoral, anticatarral, antidiarreica. Hojas, flores y semillas: emolientes, febrífuga. Cometario de Andrés de Laguna: “Mas pues viene à proposito dezir algo del algodon, del qual no trataron los griegos, diré summariamente lo qu del siento. Ansi Plinio como los otros escriptores Latinos, llamaron à la planta que le produze, Gossipium, y Xylon: de donde vinieron los antiguos a llamr las vestiduras de algodon Xylinas, y Ligneas. Los árabes y Barbaros llamaron al Algodon, Cotum, Bombasum, y Bombax. Los fluecos del Algodon son calientes y secos en el grado primero. Quemados restañan todo fluxo de sangre. El meollo de la simiente ablanda el pecho y acrecienta la esperma. Sacase del, un azeyte, commodissimo para extirpar las manchas del rostro”


*Agrimonia (Teucrium cubense)

* Aguacate

* Anacahuita hierbas.jpg

* Anamú* Aroma blanca

* Azafrán cimarrón

* Bejuco amargo

* Cabo de hacha

* Cerezo macho

*Ciprés

* Culantro cimarrón

*Cúrbana

* Adormidera

* Guacamaya

* Itamo real

* Junco marino

* Licopodio

* Macusey

* Mate de costa

* Perejil

* Piña

* Sabina

* Sabina japonesa

* Sanguinaria

* Sasafrás

* Tamarindo chino

* Tuatúa

* Tuya

* Yamagua